Ser emprendedora: unos consejitos

ser emprendedora

Ser emprendedora: unos consejitos

Ser emprendedora significa muchas cosas, la más importante: estar pensando 24/7 en el proyecto, como cultivarlo, como crecer, como tener éxito.
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

Sabemos que ser emprendedora significa muchas cosas, principalmente estar pensando 24/7 en el proyecto, como cultivarlo, hacerlo crecer, tener éxito.

Hoy te contamos de una manera ridículamente fácil algunos puntos a tener en cuenta como emprendedora.

Ser emprendedora a tope

Ser emprendedora es una aventura, muchas lo hacemos por amor a un proyecto, otras porque es la mejor forma de conciliar.

Ya sabes, eso de ser tu propia jefa tenía que traer beneficios.

Y casi siempre porque queremos vivir bien y cómodamente.

Lógico.

Para que podamos cumplir con las expectativas que tenemos sobre nuestro negocio debemos controlar las siguientes áreas.

Modelo de negocio.

La cosa es hacer dinero. Puede que tu empresa tenga como misión hacer un mundo mejor, tener una responsabilidad social corporativa.

Nos encantan estas empresas.

Lo que te recomendamos en tales casos es que no pierdas el foco y cada cosa debe ir a su tiempo.

El primer paso es crear un modelo de negocio viable.

Esto es importante.

Para que sea viable tienes que solucionar un problema o una necesidad de un cliente, nunca al revés.

Porque si es al revés tendrás que invertir más tiempo para el posicionamiento y haces mas piruetas.

Comenta tu modelo de negocio con tus círculos cercanos para que les den una vuelta y te comenten si esto es buena o mala idea, si esto sería mejor o peor, y si alguno de ellos es tu público objetivo: MEJOR.

Marketing

El marketing es simplemente un reflejo de ese modelo de negocio viable. Nunca al revés.

La campaña debe acompañar al principio de tu empresa, es decir, si tu es digital y se dedica al sector tecnológico, ¿a que no pintaría nada que pusieras un anuncio en una convención de productos maternos?

Seguro que hay alguna mamá muy tech, pero habría que focalizar los esfuerzos e ir donde está el cliente.

Hablarle su idioma, decirle que su problema tiene una solución y que esa solución es tu producto.

Legalidad.

Cumplir con la legalidad te lo suelen vender como algo tedioso.

¡Buff abogados!

Cuando en realidad suele ser al revés.

Verás, las abogadas estamos para poder facilitar el camino a tu proyecto, para darle una vuelta y hacerte ver que todo eso que estás planeando no te dará una mala sorpresa.

Pero basta de teoría aquí un ejemplo práctico:

Imagina que eres una de nuestras clientas, tienes una socia y no sabéis como lanzar el proyecto.

Nosotras te ayudamos con la creación del pacto, te ayudamos a pensar como quieres que sea la relación interna, que ocurrirá si hay inversores o que pasará si alguno de las socias quiere irse.

Te recubrimos con más seguridad porque sabremos hacer unos estatutos que reflejen tus necesidades.

Una vez lo tienes dices “pues ahora habrá que estar en internet”

La ley que rige los servicios de la sociedad de la información obliga a que las tiendas online tengan unos terminos y condiciones, política de privacidad y política de cookies (si las usa).

Estos textos no son un simple copia pega, deben ser adecuados para tu negocio y contemplar otras leyes que también afectan a tu modelo, por ejemplo la de consumidores y usuarios.

Estos textos cuanto más claros son, mejor.

Lo que nos gusta de hablar contigo es que vamos dándole vuelta a lo que has creado y mejorándolo, porque cuando te encuentras con una ley que cumplir nace la imaginación para hacerlo mucho mejor.

La privacidad la solemos dirigir a Paz de Legal things, porque si puedes tener lo mejor, te vamos a dar lo mejor.

Y ahora imagina que ya lo tienes todo en marcha, sociedad, tienda online, empiezan los contratos ¿es esto justo? ¿Es esto ajustado a mercado? ¿Me beneficia? ¿Qué pasa si incumplen?

Surgen todas las dudas, y allí estamos nosotras, para redactarte ese contrato que cuidará de ti y de tu negocio.

Ser emprendedora es rodearte de expertos.

Siempre decimos que si vas sola vas rápido, pero si vas acompañada llegas más lejos.

Ser emprendedora es un trabajo donde tienes que cuidar todo, la atención al cliente, la promoción del negocio, la plataforma, si tienes empleados a ellos también hay que cuidarlos, el cumplimiento de la legalidad, contabilidad, fiscalidad…

¡Vaya mujer orquestra!

Mejor sería rodearse de profesionales, porque al final, lo que necesitas es que tu negocio vaya bien, que estes tranquila y que puedas dedicarte a lo que de verdad te gusta.

Por eso te recomendamos dejar las “cosas” que no te gustan a las profesionales. Una buena gestora, una buena abogada, una buena dirección de marketing y contenidos, un diseñador para la imagen del negocio y una programadora para la web.

Puedes verlo como un gasto, pero te decimos de antemano que son más bien una inversión. Solo tienen que ser buenos para que tu modelo de negocio (meditado y viable) vaya sobre ruedas.

Un mensaje para las emprendedoras que nos leen.

Tenemos una página dedicada a los principios básicos legales que todo emprendedor debe tener en cuenta, se trata de #esapágina O’faro, un proyecto patrocinado por Diego Mariño.

Esa página por y para la comunidad donde encontrarás contratos, business canvas, modelos de factura, y si lo piden 3 personas vamos añadiendo nuevos modelos.

Maravilloso ¿verdad?

Y ya si quieres tenerlo todo bajo control solo tienes que escribirnos a hola@nolegaltech.com

Un mensaje para las abogadas que nos leen.

Si eres abogada y estás por aquí, debes saber que tú también eres emprendedora.

Además de válida, faraona y maravillosa, tienes un negocio entre manos que debería ajustarse a tu forma de vida, a tus aspiraciones de cómo quieres ser y qué quieres ser.

Nunca al revés.

No, no deberías estar adaptando tu vida a tu trabajo o aceptando que la abogacía es una forma de vida.

Forma de vida son las criaturas de las profundidades o los extraterrestres que aun no hemos conocido.

La cuestión: para ti tenemos talleres en la legal academy; junto a 10 únicos compañeros revolucionamos la forma en que ejercer la abogacía en 4 sesiones de 2 horas.

Las de la primera edición están encantadas, nosotras con ellas.

En nada se lanza la segunda edición, está a un precio ridículo: 200€ más IVA, luego irá subiendo así que si estás pensando en que quieres empezar con buen pie, o darle una vuelta a tu carrera ¡CORRE!

P.D no, en serio, es un precio ridículo y así nos lo han dicho varios compañeros, así que aprovéchalo ahora: legal academy

P.D 2: arriba.