WECODE

wecode, wecodefest
Mar06Hemos estado en el Wecode y os contamos nuestra opinión.

Por :NO{legaltech}
// Son 1211 palabras. Esto se lee en, nah, 6 minutos, 3 segundos.

Cuando uno se sale de su zona de confort siente ese cosquilleo por todo el cuerpo, que es muy sabio, y que te está avisando de que te están adentrando en zona gris...eso es exactamente como me siento cada vez que asisto a un evento organizado por informáticos y para informáticos...y he de reconocer que me encanta.

Antes o después siempre sale la misma pregunta: ¿qué hace un abogado como tú en un sitio como este?...la respuesta es sencilla: porque me gusta mucho todo lo que rodea al mundo del desarrollo y al final acabo conociendo a gente interesante que te demuestra que nunca puedes dejar de aprender...bueno, puedes hacer lo que te de la gana pero luego no llores si no sabes de que te están hablando.

El #wecode ha sido el mejor evento al que he asistido durante este 2018...como diría Bárbara: venga kuartillo fundamenta tu respuesta...pues ahí van mis cinco motivos por los que creo que #wecode es un eventazo:

1. Es un evento organizado por técnicos y para técnicos.

Parece obvio pero no siempre es así. En muchas ocasiones y sobretodo en el mundo de los eventos legales no siempre los que organizan están tan implicados en su mundo como hasta el punto de decidir organizar el evento al que ellos les gustaría asistir.

En muchas ocasiones simplemente se plantea la celebración de eventos desde un punto de vista estrictamente económico, ya sea por un beneficio directo o indirecto. Me parece bien y si existen y tienen éxito es porque hay una parte del sector que los pide. Yo personalmente me siento más cómodo en eventos como el #wecode.

Esto se nota en los pequeños detalles, en ese tipo de cosas que alguien que simplemente organiza un evento no presta atención y que marcan la diferencia:

El acceso a internet: Todos sabemos que una de las primeras cosas que se pregunta al entrar a un sitio/evento/lacasadetuamigo es la clave del wifi, se da por supuesto que lo tiene que haber y que tiene que ir como si fuese fibra. En previsión de esto y como ellos mismo dijeron “no hay wifi que soporte a 185 personas conectadas a la vez y descargándose medio internet”...repitieron hasta la saciedad que si todos aquellos que fueran a asistir a un taller que ya llevasen descargado todo el material, esto permitió que la red fuese bien y aguantase.

Además tenían cables rj45 para poder conectarse por cable...esto es algo que no he visto en ningún otro evento...con esto me ganaron.

La información: crearon un canal de telegram, hay que ser un hacker para hacerlo, en donde informaban de todo lo que pasaba e iba a pasar...esto se agradece para no tener que estar siempre preguntando a cada miembro de la organización que te encontrabas por el pasillo.

Feedback: se les podía decir todo aquello que creías que podría ser mejorable y no se lo tomaban como algo malo.

2. Nadie viene a venderte su producto.

Esto lo he comentado con todos los que he hablado y es algo que me ha gustado, todo el que estaba allí estaba para aprender y compartir lo que sabe, nadie fue a venderte su maravilloso framework. Cuando te encuentras en este ambiente todo el munod se relaja, al menos yo, y hablas de todo y de nada y eso mola.

3. Live coding.

Las sesiones de live coding me encantaron, no tanto por lo que se programó en directo por Bea y por Guillermo sino por el mero hecho de que tuvieron los huevos de hacerlo.

Una cosa que he aprendido de ir a todo tipo de eventos es que los que ejercen el papel de ponentes quieren asumir los mínimos riesgos...todos sabemos que las demos se traen hechas de casa y allí se pone un vídeo y carretera.

Pues no, aquí Beatriz y Guillermo se marcaron un live coding en toda regla. Después, durante la fiesta post-evento le dije a Guillermo que me había encantado su live coding por el mero hecho de hacerlo y de que aunque no salió todo a la primera, lo asumió de manera natural y no pasa nada...yo, sigo sin creer que sea posible ir a un evento de abogados y que uno de ellos se ponga delante de 185 compañeros ha hacer algo y arriesgarse a cagarla.

En las sesiones de live coding también incluyo a Diana demostrando en directo las maravillas que se pueden hacer con CSS Grid y como simplificar el proceso sin reducir la calidad del resultado. Ya la había visto en el pasado Bilbostack y verla en acción es como cuando ves una película varias veces, sabes lo que va a hacer pero lo disfrutas igual porque simplemente te encanta la manera en que lo hace.

4. Las personas que lo organizan.

Yo ya conocía personalmente a parte del equipo, como Amalia y Jorge, pero tras haber conocido al resto sólo tengo buenas palabras para ellos. Gracias a ellos nuestras pegatinas, aún en contra del boicot de correos, llegaron y se pusieron en las bolsas...es lo de menos pero demuestra que clase de seres humanos son.

5. El sitio donde se ha organizado.

Cuando leí la sede del evento lo primero que me dije fue:”...hay que joderse, mira que no hay sitios en donde hacerlo...”. La verdad es que no sé si he dicho por este medio que antes de NLT yo estuve opositando a juez, sí todos tenemos nuestro pasado oscuro.

Esto no tendría mayor importancia si no fuese por el mero hecho de que el primer examen de la oposición se hace para los que vivimos en el norte de España en Valladolid y más concretamente en la Escuela de Telecomunicaciones...sí en el mismo sitio que el #wecode :)

Como le comentaba a Amalia y a Roberto en la fiesta, ir al #wecode me ha servido para superar mi particular trauma y odio hacia Valladolid. No tengo nada en contra de la ciudad pero como solo había estado allí para hacer el examen pues no era un sitio especialmente entrañable para mí.

Lo bueno de todo esto es que conocía esa parte de la ciudad al dedillo, como si estuviese andando por Compostela; lo malo es que cuando caminaba sobre la pasarela que da acceso a las facultades me resultaba imposible no acordarme de mi pasado...pero bueno no fue lo peor. Lo peor fue que el puesto de acreditación estaba situado justo donde miré en tantas ocasiones cual era mi aula para hacer el test y para mas inri uno de los talleres a los que asistí se celebro en un aula en donde hice el examen...de hecho Pepe me decía, ¿sabes en donde queda ese aula?...y yo, sí, incluso te puedo decir en que asiento hice el examen…

Más allá de mi particular trauma el lugar elegido es perfecto, de fácil acceso y donde se puede aparcar sin problemas.

En resumen, me lo he pasado muy bien, he conocido a mucha gente interesante e incluso he aprendido un poco de python gracias al taller que organizaron las R-Ladies...nos veremos en el Wecode 2018.


Publicado el 06 de marzo de 2018