BBC Licence

BBC licence
Oct31BBC's Content Licence for RemArc o cómo usar el contenido publicado por la BBC sin meterse en líos.

Por :NO{legaltech}
// Son 1007 palabras. Esto se lee en, nah, 5 minutos, 2 segundos.

Internet se ha convertido en nuestra segunda casa. Leemos sus contenidos, los recolocamos en nuestras estanterías, sacamos brillo a algunas web, abrimos otras como si fuera la nevera de l cocina… pero en ocasiones se nos olvida que, al igual que en nuestras casas, hay unas normas de convivencia para que todo funcione. En especial en lo que se refiere a los contenidos.

Lo que vemos y compartimos en internet fue creado por alguien para nosotros, y en calidad de autor intelectual de lo que ingerimos online tiene la potestad de decidir qué se puede y qué no se puede hacer con su obra. Una especie de declaración de intenciones, que más o menos es como un testamento pero con eficacia inmediata. Al fin y al cabo, es su contenido, su juguete, y solo nos está dejando jugar con él, no que nos lo llevemos de estraperlo a nuestro patio de recreo privado.

Ni vamos a repetir que una licencia es un contrato, un acuerdo entre quien te deja hacer algo con su contenido y quien lo usa. Ya sabemos que están escritos por abogados, porque no hay quien las entienda, aunque siempre hay excepciones. La licencia de la BBC no solo está escrita de una forma sencilla, sino que además puedes encontrarla a disposición del público en Github. Ni que la hubiéramos hecho nosotros :)

Con esta licencia, por la que preguntaba @podcastlinux en Twitter el otro día, se establecen las condiciones para la utilización del material creado y publicado por la BBC, que según la propia licencia serán: imágenes, programas de radio y televisión, texto, audio, video, juegos, software y cuestiones técnicas como los metadatos y el código (open-source).

Las reglas de juego

No sólo te dice lo que se puede hacer, que mola, sino que enumera los comportamientos que suponen su incumplimiento, para que no haya dudas

- No puedes suprimir o alterar los logos y avisos de copyright.

- No puedes eliminar el contenido que has utilizado vulnerando la licencia cuando te requieran para ello.

- No puedes utilizar el contenido para causar un daño u ofender a alguien, como por ejemplo: insultar, discriminar, poner a ñiños en riego, promover la pornografía o dañar la reputación de la BBC.

  • No puedes cobrar para que las personas puedan acceder al contenido de la BBC que estás reutilizando.
  • No puedes utilizar el material/contenido de la BBC como el núcleo de tu propio contenido.
  • No puedes exagerar tu relación con la BBC o hacer creer a la gente que eres parte de la BBC (esta es buena).
  • No puedes incluir publicidad o cualquier otro material al contenido de la BBC de manera que ganes dinero a su costa.
  • No puedes utilizar el contenido de la BBC para fines empresariales sin cumplir las condiciones específicas: obtener su permiso y en su caso pagar el correspondiente canon. Este tipo de uso tiene su propia licencia: http://www.bbc.co.uk/helpandfeedback/use-material.
  • No puedes utilizar los metadatos de su contenido sin cumplir su licencia: Open Government Licence.

Si no has hecho ninguna de las cosas que acabamos de enumerar significa que estás utilizando de manera adecuada el contenido publicado por la BBC. En cualquier caso no te olvides de las cosas que tienes que hacer para cumplir con sus directrices:

  • Tienes que utilizar la última versión del contenido sin suprimir ninguna etiqueta o rastreador.
  • Mostrarlo de manera exacta.
  • Decir que es un material de la BBC. En la propia licencia te dice el formato del crédito para el caso de que ellos no lo hayan añadido ya.
  • Añadir un link al lugar en donde originalmente lo publicó la BBC.

Además, la BBC limita su responsabilidad a los daños y perjuicios derivados del uso de su material y algunas de ellas nos llaman la atención porque en el 99,999999% de las licencias no se incluyen. Ojo al dato:

  • Si su contenido daña tu dispositivo, te j***
  • Si por algún motivo te provocan alguna lesión o la muerte (no imagino como puede esto ocurrir…), te j***
  • En general si como consumidor sufres algún perjuicio, te j**

Y en todo caso, si no quieres j***, tendrás que probar el perjuicio y que es culpa de BBC para obtener cualquier tipo de compensación.

Tampoco se hacen responsables de:

  • La veracidad o exactitud de los consejos, datos u opiniones.
  • De los posibles errores, fallos o virus que puedan estar en su contenido.
  • De los supuestos de caso fortuito o fuerza mayor.
  • De los posibles daños que puedas sufrir por seguir los links que incluyan en su contenido. En ningún caso se puede entender que el contenido al que te enlacen esté respaldado por la BBC ni que la BBC tenga algún tipo de control sobre ese contenido externo. Y por supuesto, no les puedes reclamar daños y perjuicios porque decidan retirar o suprimir algún contenido suyo.

En conclusión
Esta licencia mola, aunque no cumpla con las libertades del software libre. Está muy bien redactada, evita malos entendidos, su contenido es muy razonable y lo dicho...casi parece escrita por nosotros. Si tenemos que clasificarla en una categoría diríamos que es un licencia privativa que se acerca a las open source.

Recordemos brevemente los principios del software libre:

  • Libertad 0: La libertad de ejecutar el programa para cualquier propósito.
  • Libertad 1:La libertad de estudiar cómo funciona el programa, y cambiarlo para que haga lo que nosotros querramos.
  • Libertad 2: La libertad de redistribuir copias para ayudar a otros.
  • Libertad 3: La libertad de distribuir copias de sus versiones modificadas a terceros.

La diferencia fundamental entre el software libre y el open source son:

  • Las licencias open source pueden prohibir la libertad 3
  • Las licencias open source no obligan a que el resto del software sea tb open source, puede ser cualquiera: las licencias de software libre (GPL) obligan a que el resto del software sea libre (su licencia tiene que ser compatible con la GPL) con la única excepción de los supuestos enumerados en la LGPL.

IMAGEN: https://unsplash.com/photos/dwbzzB03gUE


Publicado el 31 de octubre de 2018