Si tengo que buscar un programador web, ¿por dónde empiezo?

Si tengo que buscar un programador web, ¿por dónde empiezo?
Jul09¿Eres una emprendedora con una 'brillante idea' dispuesta a entrar en órbita? Perfecto, ya has recorrido la mitad del camino hacia el éxito. Solo te queda contratar al mejor programador web para que tu proyecto tenga la calidad que merece, como nosotros.

Por :NO{legaltech}
// Son 1451 palabras. Esto se lee en, nah, 7 minutos, 15 segundos.

Según la plataforma Stack Overflow hay 16,5 millones de programadores web en el mundo, de los cuales alrededor de 300.000 se encuentran en nuestro país. Tócate los pies. Después está el tema de los sueldos que reciben y de las condiciones en que trabajan, pero vamos, que hay mucho profesional y muy profesional en España.

A la vista de estas cifras parece imposible que surjan problemas a la hora de contratar a un profesional que desarrolle la aplicación o sitio web perfecto para nuestro negocio. Pero surgen, algunos hasta llegan a manos de abogados, y nosotros nos preguntamos ¿por qué? Así que hemos preguntado a profesionales contratados y a las empresas contratantes, incluyendo algunos de nuestros clientes y coleguis a los que encontramos en el NOSDAY este finde. He aquí algunas respuestas.

Los motivos pueden ser muchos pero el principal parece el propio desconocimiento de las empresas sobre la temática en la que estos profesionales trabajan. Si eres emprendedor, sabrás que es necesario segmentar a tu público objetivo, que debes de hacer campañas de marketing eficaces e incluso que hay varias aplicaciones que te permiten crear tu propia tienda online. ¿Pero qué sabes de los desarrolladores? ¿Tan solo que hacen páginas web? ¿En serio? ¿Y vas así por la vida?

Si eres de esos, tendrás muchas dificultades a la hora de elegir al candidato más adecuado para tu negocio. Con cada proyecto nace una necesidad tecnológica que debe de ser cubierta para que el resultado final sea el éxito, y si bien esa necesidad sólo puedes conocerla tú, tienes que hacer un esfuerzo por enterarte de cómo funciona el mundo del programador.

Pregúntate qué precisas (una web a medida, implementar un CMS, creación de un e-commerce...) y cuando tengas la respuesta, habrás dado el primer paso para elegir al profesional que mejor se adapte a tus necesidades. Te dejamos unos consejitos para ayudarte a decidir.

Consejos para contratar al mejor programador web

Empecemos por el principio: ¿qué es un web developer o un desarrollador web? A grandes rasgos, es el profesional encargado de construir la estructura de una web, aplicación o un e-commerce.

La creación de código es solo una parte de su trabajo. Un buen programador debe tener también la capacidad para resolver posibles problemas e incluso adelantarse a ellos aportando soluciones eficaces que puedan ser implementadas cuando aparezcan, como el nuestro.

No debes confundirlo con el diseñador web, o mueres.

Los desarrolladores se encargan de programar todas las acciones que se van a realizar en una web o aplicación. Su objetivo es que el sitio sea operativo y cumpla con su funcionalidad. Hasta aquí seguro que lo has entendido.

En cambio, el trabajo de los diseñadores es puramente creativo, encargándose ellos del aspecto final que deberá tener la página. En otras palabras su habilidad reside en su capacidad para diseñar un sitio atractivo y fácil de navegar. Poner la web toa wapa. Uno piensa hacia donde dirige el botón, y otro el color, la forma y el tamaño que tiene.

Se trata de actividades complementarias y, aunque hoy en día, hay muchos profesionales que se encargan de ambas partes, lo ideal es que ambos trabajen juntos para lograr que el producto final tenga la mejor calidad. Como nuestros rabbits Pepe y Marga, cuando les dejamos trabajan tranquilos.

Busca un programador con estas habilidades

  • Que conozca diferentes lenguajes de programación. 
  • Con voluntad por seguir aprendiendo. Sus habilidades pronto quedarán obsoletas si no está al tanto de las novedades de un sector que está en continua evolución.
  • Con habilidad para resolver cualquier tipo de problema, por muy raro o inesperado que sea. Su función va más allá de generar código. Debe convertirse en un inspector altamente eficaz, con capacidad para detectar los errores en una aplicación que no funciona como debería.
  • Con capacidad para planificar una web incluso antes de escribir una sola línea de código. Nos referimos a la estructura del sitio o de la aplicación que va a crear. Ya sabéis, esto va más de pensarlo bien que de ejecutar a lo loco.

Elige a un profesional en función de tu proyecto y de las necesidades del mismo

Antes de ponerte en contacto con nadie, tendrás que estudiar bien tu proyecto y descubrir cuales son las necesidades reales que tiene para que pueda salir adelante. No es lo mismo un programa para la gestión interna de tu empresa que crear un e-commerce, ni una plataforma web que un blog. No te pongas loco, y reflexiona sobre lo que de verdad quieres hacer.

No todos los profesionales son expertos en las mismas materias ni todas las empresas dedicadas al desarrollo web hacen los mismos trabajos.Minimizarás los riesgos si eliges a un experto que ya haya trabajado anteriormente en proyectos similares al tuyo, por lo que la especialización siempre jugará a tu favor.

Pregunta qué lenguaje y/o tecnología es la más adecuada para tu proyecto

Si en tu mente está incrementar progresivamente el volumen de negocio tal vez necesites a alguien que desarrolle para ti un software a medida. Si es así, deberás conocer cuál es el lenguaje de programación que utilizará o al menos interesarte por los que te proponga, a fin de conocer bien tu propio proyecto.

¿Por qué? Pues porque algunos lenguajes están más cotizados que otros en el mercado. Depende de la demanda que tengan y del número de programadores que los utilicen.

En este sentido, el mejor paso que puedes dar es elegir el lenguaje que mejor se adpate a tu proyecto y asegurarte de que existen suficientes profesionales que puedan utilizarlo. O si eres de los que no saben, pues preguntar a los que saben, o creerte lo que encuentres en google, dependiendo de qué tipo de humano seas.

Busca a un profesional que asegure el mantenimiento de tu sitio web

Cuando tu proyecto esté terminado necesitarás a alguien que lo mantenga y que te de soporte. Lo más prabable es que en el futuro aparezcan actualizaciones que será necesario incorporar, pero ya te adelantamos que usando software libre es menos probable que esas actualizaciones te dejen fuera de juego. Recuerda que software libre no es software gratuito, muchas empresas se dedican precisamente a dar soporte de forma profesionalizada y con mejores resultados que en algunos softwares privativos :)

Tu proyecto necesita un profesional con experiencia

Y la mejor forma de verificarlo es a través de su portafolio, o de las recomendaciones que tengas de esa persona. Siempre que sea posible habla con algunas de las empresas con la que ha colaborado ya que así sabrás cómo es su forma de trabajar y de si cumple o no los plazos acordados al inicio. Fundamental el tema plazos. No es porque seamos abogados y tengamos manías, es que tiempo es dinero. Tu dinero.

Es importante que sepas cómo valorar los avances

En este caso deberás establecer junto al programador los parámetros por los que te regirás para llevar un control sobre el trabajo que está realizando. Una buena forma de hacerlo es ver los resultados por etapas, estableciendo siempre que se pueda unas fechas de entrega. Ya sabéis que nosotros apostamos por los sprints, semanales o quincenales, y por metodologías ágiles que permitan flexibilizar los trabajos y adaptarlos a lo que el cliente quiere.

No te fijes únicamente en sus cualidades como experto en programación

Obviamente la experiencia y talento del profesional que contrates es muy importante pero también lo es que este sea una persona con capacidad para la comunicación y sobre todo para comprender tus necesidades. Él será el encargado de desarrollar tu proyecto, así que debe de tener muy claro qué necesitas y por qué. Sabrás que has elegido al mejor cuando busque y te de las soluciones a lo que deseas.

No pienses solo en lo que te va a costar  

No elijas al profesional que va a desarrollar tu proyecto teniendo en cuenta únicamente el presupuesto. Puede suceder que sus habilidades no sean las más adecuadas o que elija un lenguaje de programación que no se ajusta a tus necesidades. Con el tiempo, tu producto podría quedar obsoleto y tendrías la obligación de iniciar de nuevo todo el proceso. Busca profesionales que te ayuden con la idea, y valora qué prefieres, tranquilidad o emociones fuertes en tu vida. Up to you!

Photo creada por ijeab


Publicado el 09 de julio de 2018